SUPER LATINA 90.1 FM MADRID

La super estacion latina 90.1 fm !

El hombre que mató ayer a un enfermero en el Hospital Príncipe de Asturias lo hizo por celos y con saña: le rajó el cuello, le clavó el cuchillo en un ojo y le rajó los testículos

Spread the love

El conductor de ambulancias fuera de servicio que este sábado asesinó de forma violenta y con ensañamiento a un enfermero del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares lo hizo, según las primeras investigaciones policiales,  porque creía que mantenía una relación sentimental con la chica con la que acababa de cortar.

El conductor de ambulancias fuera de servicio que este sábado asesinó de forma violenta y con ensañamiento a un enfermero del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares lo hizo, según las primeras investigaciones policiales,  porque creía que mantenía una relación sentimental con la chica con la que acababa de cortar.

La víctima se llamaba Sergio, tenía 41 años, estaba divorciado y tenía dos hijos con otra trabajadora del hospital. Además era representante del Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad (MATS) de Madrid. El agresor, Gonzalo de 39 años de edad y sin antecedentes ni problemas psiquiátricos, pensaba que el enfermero había iniciado una relación con una compañera de turno, novia de él durante cuatro años. Según testimonios de compañeros, el agresor y la chica habían terminado recientemente y aquel pensaba que el culpable era el enfermero y «no podía soportarlo» demostrando unos «celos insuperables».

A pesar de estar fuera de servicio, aún no se sabe si de vacaciones o de baja, el conductor de ambulancias se vistió con su uniforme y se dirigió pasadas las 2 de la tarde al Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Accedió por Urgencias y se dirigió a la zona de descanso, donde encontró al enfermero comiendo algo, coincidiendo además con el día de su cumpleaños. Tras quedarse ambos solos, le cortó el cuello con un cuchillo. Posteriormente, y con saña, le clavó el cuchillo en un ojo y le rajó los testículos, además de apuñalarle en el abdomen, provocándole la salida de vísceras.

Tras ello el atacante abandonó el lugar y no fue hasta varios minutos después cuando otro sanitario entró en la sala, encontrando la horrible escena. Dio la voz de alarma y en poco tiempo acudieron dos policías nacionales que estaban en el lugar custodiando a un paciente detenido.1

Entonces el homicida se atrincheró en otra sala del Hospital pero los agentes consiguieron finalmente reducirle y detenerle. Al parecer el agresor ya había tenido algún pequeño encontronazo con la víctima por los celos que tenía. Ahora se encuentra en dependencias policiales y este domingo pasará a disposición judicial.

La víctima se llamaba Sergio, tenía 41 años, estaba divorciado y tenía dos hijos con otra trabajadora del hospital. Además era representante del Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad (MATS) de Madrid. El agresor, Gonzalo de 39 años de edad y sin antecedentes ni problemas psiquiátricos, pensaba que el enfermero había iniciado una relación con una compañera de turno, novia de él durante cuatro años. Según testimonios de compañeros, el agresor y la chica habían terminado recientemente y aquel pensaba que el culpable era el enfermero y «no podía soportarlo» demostrando unos «celos insuperables».

A pesar de estar fuera de servicio, aún no se sabe si de vacaciones o de baja, el conductor de ambulancias se vistió con su uniforme y se dirigió pasadas las 2 de la tarde al Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Accedió por Urgencias y se dirigió a la zona de descanso, donde encontró al enfermero comiendo algo, coincidiendo además con el día de su cumpleaños. Tras quedarse ambos solos, le cortó el cuello con un cuchillo. Posteriormente, y con saña, le clavó el cuchillo en un ojo y le rajó los testículos, además de apuñalarle en el abdomen, provocándole la salida de vísceras.

Tras ello el atacante abandonó el lugar y no fue hasta varios minutos después cuando otro sanitario entró en la sala, encontrando la horrible escena. Dio la voz de alarma y en poco tiempo acudieron dos policías nacionales que estaban en el lugar custodiando a un paciente detenido.

Entonces el homicida se atrincheró en otra sala del Hospital pero los agentes consiguieron finalmente reducirle y detenerle. Al parecer el agresor ya había tenido algún pequeño encontronazo con la víctima por los celos que tenía. Ahora se encuentra en dependencias policiales y este domingo pasará a disposición judicial.

Chat en vivo
hola buen dia en que podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: