SUPER LATINA 90.1 FM MADRID

La super estacion latina 90.1 fm !

Hasel tiene pendiente otra condena a dos años de prisión, pero podría ‘salvarse’ de ella si no comete otro delito hasta 2022

Spread the love

El rapero Pablo Hasel cumple desde el pasado lunes una condena a nueve meses de prisión en el centro penitencia de Ponent en Lleida. No es la única condena que enfrenta; hay al menos otras dos sentencias en su contra, por agresiones y amenazas, que no han llegado a ser firmes.Los Mossos han detenido a 109 personas durante las protestas en apoyo de Pablo Hasel

Pero otra condena, la primera que fue impuesta a Hasel, sí que llegó a ser firme pero la Audiencia Nacional decretó en 2019 su suspensión durante tres años con la condición de que no volviera a delinquir. Si de aquí a 2022 no se le prueba al rapero la comisión de otro delito, podría ver esa pena extinguida, según ha explicado a SuperLatina 90.1 , profesor de Derecho Penal de la Universidad Europea  de Madrid

Si, por el contrario, es juzgado y condenado por algún ilícito cometido entre 2019 y 2022, tendrá que cumplir también esos dos años de prisión pendientes.

No volver a delinquir

En abril de 2014, la sección tercera de la Audiencia Nacional condenó a Hasel por enaltecimiento del terrorismo, a cuenta de unas canciones subidas a YouTube en las que hablaba del terrorismo de ETA, los Grapo, Terra Lliure o Al Qaeda. En las rimas se decían cosas como “¡Merece que explote el coche de Patxi López!” o “Es un error no escuchar lo que canto, como Terra Lliure dejando vivo a Losantos”.¿Cuáles son las razones y delitos por los que Pablo Hasel entra ahora en prisión?

Un año después, en 2015, el Supremo declaró firme esa condena, pero en 2019 la Audiencia Nacional dictó un auto en el que suspendía la ejecución de la pena durante tres años, a condición de que no volviera a delinquir. 

“Los efectos de la suspensión empiezan a contar desde el momento en que existe un auto que así lo declara”, señala Fontán. “Ese auto es del 2019, y desde ese momento la sentencia empieza a estar suspendida y tiene efectos para los hechos cometidos a partir de ese año”.

La pena de nueve meses de prisión por la que Hasel fue ingresado en prisión la semana pasada no afecta a esa suspensión, señala el profesor, pues los hechos que castiga sucedieron entre 2015 y 2016, años antes del auto de 2019.

Otros procesos pendientes

Hasel tiene otras sentencias pendientes: seis meses por agredir a un periodista de TV3 y  dos años y medio por amenazar a un testigo de un juicio en su contra. Sin embargo, estas dos condenas tampoco afectan la suspensión, pues se trata de hechos acontecidos en 2016 y 2017 respectivamente.

“Llama la atención que el plazo de suspensión no dependa de la sentencia firme sino del auto que declara la suspensión”, indica el experto en derecho penal. “En este caso ha habido cuatro años de diferencia, que es una cosa excepcional, no suele haber tanta diferencia entre la sentencia firme y el auto que suspende dicha sentencia, pero aquí ha habido cuatro años de diferencia. En otro auto se señalaba eso, que en el fondo Pablo Hasel se había beneficiado de ese salto de cuatro años”.

Para que la primera sentencia del rapero pudiera ser suspendida, se necesitaría que fuera condenado por hechos posteriores al 2019 y que esa sentencia fuera firme, es decir, que hubiera agotado todos los recursos posibles. 

Si el rapero cometiera un nuevo delito dentro del plazo de tres años (2019-2022) la Audiencia Nacional tendría que “revocar la suspensión de aquella primera sentencia y esos dos años habría que sumarlos a las penas por las sentencias firmes por hechos ocurridos después de 2019″.

Pero no basta la posible comisión de un delito: ello tiene que ser probado en un juicio y la sentencia tiene que haber agotado todos los recursos judiciales. “Muy probablemente Pablo Hasel salga de la cárcel por estos nueve meses que ha sido condenado antes de que la suspensión de la primera sentencia pudiera ser revocada”. 

Espíritu de reinserción

Si de aquí al 2022 Hasel no comete ningún otro delito, esa primera condena de dos años sería declarada extinta, el rapero ya no tendría que cumplirla.

Fontán comenta que el espíritu de este tipo de medidas es el de lograr la reinserción de una persona que no tiene antecedentes penales sin necesidad de que se le prive de la libertad. Y es que uno de los requisitos para que una condena le sea suspendida a un reo es que se trate del primer delito que comete.

“Para nuestra legislación, a veces la sola advertencia de una pena puede tener los mismos efectos preventivos que la propia imposición”, señala. “Si Pablo Hasel tiene una espada de Damocles de dos años de prisión si vuelve a delinquir, eso puede tener efectos sobre él para abstenerse de realizar comportamientos ilegales”. 

“Por lo visto en este caso no ha tenido muchos efectos”, agrega, “pero esa es la esencia de la suspensión, conseguir los mismos efectos de la prisión simplemente con la advertencia de que esta pena se guarda durante un tiempo. Es menos lesiva; se consigue que por lo menos el condenado no vaya a la cárcel, que a fin de cuentas es una lesión de un derecho fundamental”.

A %d blogueros les gusta esto: